miércoles, 9 de julio de 2008

“LA AGUJA QUE TUERCE”

Máquinas y hombres trabajan en los cimientos de la Chicago Spire, una torre de 609.6 m de altura que estará en la orilla del Lago Michigan. El edificio, desplantado sobre una plaza pública de 4,047 m2 tendrá 1,200 viviendas y un vestíbulo transparente. La construcción, proyectada por el despacho Calatrava, será el edificio residencial más alto del mundo.
2010
año en que terminará la obra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario